Detectar a tiempo el desarrollo de un embarazo es fundamental para la salud de la mujer y del bebé. Los primeros síntomas del embarazo se hacen presentes durante el primer trimestre, entre los tres y seis días después de la concepción, los síntomas más comunes suelen ser:

  • Sangrado.
  • Cólicos.
  • Amenorrea o falta de menstruación.

Los síntomas del embarazo son variados, y hoy los conocerás todos.

Síntomas del embarazo

Todas las mujeres son diferentes, cada mujer puede presentar uno o varios síntomas diferentes durante los primeros días del embarazo. El cuerpo de una mujer cambia desde el momento de una concepción y cada organismo reacciona de determinada forma ante los cambios.

Al momento de la concepción aumenta la producción de hormonas, estas provocan cambios en el organismo, adecuándolo para poder albergar una nueva vida.

Algunas de las hormonas presentes durante el embarazo son:

Progesterona: Es una hormona que es secretada por los ovarios y la placenta, estimula el engrosamiento del útero y prepara los senos para la producción de la leche materna.

Gonadotropina coriónica humana: Es conocida como hormona del embarazo, sólo se produce durante el embarazo y es detectada por los test que puedes adquirir en farmacias o en exámenes de sangre, su presencia es el síntoma de embarazo definitivo. Esta hormona esta relacionada con las nauseas y vómitos matutinos.

Lactógena: Es producida por la placenta, estimula la producción de leche y garantiza el desarrollo del feto.

Estrógeno: Es la hormona que inicia todo, desde el desarrollo sexual en la mujer hasta el desarrollo del feto.

Estas hormonas son las responsables de los siguientes síntomas y cambios físicos en la mujer:

Ausencia de menstruación o amenorrea

amenorrea

En una mujer con ciclos regulares este síntoma alerta de una situación anormal en su cuerpo. Es el síntoma del embarazo por excelencia y uno de los menos precisos. La falta de menstruación puede deberse a:

  • Estrés.
  • Anemia.
  • Enfermedades.

Si presentas este síntoma, eres una mujer regular y no padeces ninguna de las condiciones anteriores entonces debes acudir a un centro médico o farmacia y adquirir una prueba de embarazo o solicitar una. Ten en cuenta que las pruebas de embarazo que adquieres en las farmacias son más efectivas mientras más avanzado es el embarazo y mayor concentración de Gonadotropina coriónica humana se encuentra en tu orina.

La amenorrea se produce cuando el óvulo es implantado en el endometrio. Durante el período o la regla, expulsas el endometrio si este no cuenta con un ovulo fecundado.

Sensibilidad en los pechos

Al momento de la implantación del blastocito en el útero se incrementa la producción de progesterona y de estrógeno, la primera incrementan el tamaño de las mamas y la segunda desarrolla los conductos de leche.

Estos cambios provocan:

  • Hinchazón
  • Incomodidad.
  • Dolor en los pezones.

Sangrado

Es un síntoma que tiende a engañar a las mujeres, este sangrado se da a los 10 días de la concepción y es producido por la implantación del blastocito en el endometrio. Suele ser confundido con la menstruación aunque es un sangrado ligero y de escasa duración.

Si una mujer conoce las características de su período menstrual, notará la diferencia y empezará a sospechar, sobre todo si busca quedarse embarazada.

Mareos

El cuerpo de la mujer experimentará los cambios necesarios para albergar a la nueva vida, esto se traduce en cambios en el sistema circulatorio y cardiovascular, ambos trabajarán el doble para incrementar los niveles de sangre en el organismo y oxigenar al nuevo ser.

Estos cambios producen hipotensión, la cual, si es severa, puede provocar desmayos, este, es otro síntoma común en el embarazo y se presentan al levantarse bruscamente luego de permanecer varias horas en reposo, luego de comer o al estar largos períodos de tiempo de pie.

Cansancio acusado

Debido a los cambios en el sistema circulatorio y cardiovascular, es posible que la mujer experimente cansancio y fatiga, esta reacción es completamente natural, ya que el cuerpo requiere de horas extras de sueño para recuperar la energía perdida al realizar los cambios físicos necesarios para el embarazo.

Este síntoma se presenta incluso antes que un test pueda decirte si estás o no, embarazada.

Náuseas y vómitos

Es un síntoma típico del primer trimestre del embarazo, la gonadotropina coriónica humana incrementa la salivación, da la sensación de un estomago revuelto, provoca nauseas tan intensas que estas pueden acabar en vómitos.

Este síntoma puede empeorar ante la presencia de ciertos alimentos, es una respuesta instintiva de tu organismo ante una sustancia que puede hacer daño al bebé.

Es un síntoma que se presenta con mayor fuerza durante las mañanas.

Aversión a olores y alimentos

El gusto y el olfato se vuelven sensibles durante el embarazo, sobre todo en el primer trimestre. Los olores pueden ser más penetrantes y los sabores más intensos, al punto de ser insoportables y llegar a producir nauseas y vómitos.

Esto es provocado por el incremento de los estrógenos en la sangre y es una habilidad del cuerpo para mantener protegido al bebé de ambientes peligrosos y alimentos en malas condiciones o riesgosos.

Dolores de cabeza

Los cambios hormonales, el estrés provocado por el embarazo, el cansancio y los cambios en la circulación provocan dolores de cabeza. Se presentan durante las primeras semanas de embarazo.

Hinchazón abdominal

El útero experimenta ciertas alteraciones que provocan hinchazón abdominal. Si la mujer asocia este síntoma al sangrado de implantación y los cólicos se pueden confundir con la menstruación.

El útero no incrementa su tamaño debido al tamaño del embrión, durante las primeras semanas el embrión es muy pequeño y no altera el tamaño del vientre. Los cambios en el útero se deben al engrosamiento de las paredes del mismo.

Desde este momento es muy recomendable el uso de cremas antiestrías e hidratantes.

Cólicos o dolor abdominal

Junto al síntoma anterior puede confundirse con los síntomas del síndrome premenstrual. El útero cambia para albergar al bebé, esto provoca la contracción músculos del abdomen, lo que provoca cólicos y dolor.

Al avanzar el embarazo las contracciones variarán de intensidad.

Las primeras contracciones y los dolores no son tan intensos como los provocados por a menstruación.

Ganas frecuentes de orinar

Las hormonas producidas durante el embarazo tienden a relajar los músculos y reducen la capacidad de la vejiga. Durante las primeras semanas del embarazo esto provocará las ganas frecuentes de orinar.

Al avanzar el embarazo el incremento de la frecuencia a las visitas al baño será ocasionado por la presión del feto sobre la vejiga.

Es el síntoma más común del embarazo, se presenta en todas las embarazadas y lamentablemente dura todo el embarazo.

Antojos

Este síntoma es uno de los más típicos del embarazo. Como todos, es producido por los cambios hormonales.

Eliminación frecuente de gases

Las hormonas relajan los músculos de la zona abdominal. Estas alteraciones incrementan la producción de gases en los intestinos, incrementando a su vez su eliminación.

Dolor lumbar

Durante las primeras semanas del embarazo este dolor es provocado por la relajación de los músculos y ligamentos. Esta relajación es provocada por la hormona progesterona.

Los músculos y ligamentos relajados producen cambios en la postura. Los músculos de la espalda deben realizar un esfuerzo extra para sostener el peso del cuerpo.

Variaciones del humor

Los cambios hormonales alteran el humor, las mujeres suelen estar habituadas a estas variaciones por los cambios hormonales de la menstruación. Sin embargo, las variaciones provocadas en el embarazo son mucho más intensas, el estrés y el agobio ante la maternidad futura provocan cambios mucho más intensos en el humor.

Acné

Es un síntoma común provocado por los cambios hormonales. El estrógeno y la progesterona provocan un incremento en la producción del sebo, si los poros se obstruyen se produce el acné y los puntos negros, normalmente se dan en el rostro, sin embargo, pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, como senos y espalda.

Este síntoma puede surgir en cualquier momento del embarazo.

Flujo vaginal

La mayoría de las mujeres presentan flujo vaginal. Durante el embarazo este flujo vaginal incrementa su espesor, adopta un color blancuzco y no tiene olor. Este flujo tiene la finalidad de prevenir infecciones del sistema reproductor de la mujer.

Debes visitar urgencias si el flujo adopta un color pardo o presenta rastros de sangre.

Alteraciones en la apariencia de los senos

Los cambios hormonales provocan cambios en el interior de los senos y en su exterior. La piel de los pezones se oscurece y estos se engrosan. Estos cambios se mantendrán en los senos hasta el final del período de lactancia.

Estreñimiento o constipación

La progesterona provoca la relajación del sistema digestivo en el cuerpo de la mujer para hacer espacio al útero cuando crezca. Los intestinos ven afectado su movimiento natural y se dificulta la expulsión de las heces.

Importancia de la detección temprana de un embarazo

Los primeros síntomas del embarazo son importantes porque permiten que la mujer y los médicos puedan iniciar los cuidados prenatales necesarios.

Algunos de esos cuidados son:

  • Dieta sana.
  • Debes protegerte de las infecciones.
  • Desde el momento mismo que descubres el embarazo debes evitar el consumo de alcohol y drogas.
  • Debes vigilar los medicamentos que consumes.
  • Iniciar el consumo de suplementos vitamínicos y minerales.
  • Si padeces de enfermedades crónicas (diabetes, hipertensión) debes iniciar los cuidados adecuados según tu padecimiento.

Los primeros síntomas se pueden sentir a los seis días de la concepción. Ten en cuenta que la fecundación puede ocurrir a los dos días después del acto sexual.

La mayoría de las mujeres y las embarazadas primerizas sienten los síntomas del embarazo a las tres semanas.