Este tipo de embarazos suceden cuando un óvulo fecundado no se desarrolla adecuadamente, puede convertirse en un embrión anormal al punto que no pueda sobrevivir o no formarse nunca un embrión. Un embarazo molar es una de las condiciones más severas en las que una mujer puede perder un embarazo pues las implicaciones psicológicas tienden a ser muy complicadas.

¿Qué es un embarazo molar?

Un embarazo molar se produce por anomalías en la placenta, esto es provocado por problemas durante la unión entre un óvulo y un espermatozoide. Este tipo de embarazos son muy raros, se dan en 1 de cada 1000 embarazos según las estadísticas.

Estos embarazos también se denominan: enfermedad trofoblástica gestacional (ETG), mola hidatiforme o mola.

Son el resultado de un error genético que ocurre al momento de la fertilización, este error conduce al crecimiento de tejido anormal en el útero en lugar de la formación de un feto. En muy pocas ocasiones se da el desarrollo de un embrión durante este tipo de embarazos, y son completamente inviables.

embarazo molar

El error genético se produce cuando no se tienen los 23 cromosomas de la madre y los 23 cromosomas del padre, se dan entonces los siguientes casos:

  • El óvulo fecundado recibe dos copias de los cromosomas del padre mientras que él se encuentra vacío. No se forma embrión, ni líquido amniótico sólo placenta con tejido anormal. Esto se da en embarazos molares completos.
  • El óvulo fecundado contiene 23 cromosomas y recibe 46 del espermatozoide, en ese caso el embrión contendrá 69 cromosomas. Esto puede suceder si dos espermatozoides fecundan al ovulo o cuando un espermatozoide duplica su carga genética. Crecerá tejido normal y tejido anormal, el embrión inicia su desarrollo así como el saco amniótico. Este es el caso de los embarazos molares parciales.

En estos embarazos la formación de tejido es rápida, dando a entender un desarrollo rápido en el embarazo de quien no sospecha este tipo de problema. El tejido anormal no es más que un conjunto de células placentarias organizadas como si fueran un racimo de uvas.

Tipos de embarazo molar

Molar Completo

Ocurren cuando un espermatozoide se une a un óvulo vacío de tal manera que no se forma un embrión sino partes de la placenta.

Esto provoca la liberación de la hormona del embarazo, la HCG. En estos casos y al recibir el positivo, la mujer puede emocionarse y llenarse de buenas expectativas, sin embargo, el primer ultrasonido revelará sólo tejido, es aquí cuando, si la depresión es grave, se necesitará de ayuda psicológica.

Molar Parcial

Se produce cuando existen células anormales y un embrión, pueden darse dos casos:

  • Células anormales y un embrión con graves defectos que imposibilitan su supervivencia. En este caso, el embrión será consumido por el tejido anormal.
  • Casos raros de embarazos con gemelos, un embrión es perfectamente saludable y viable y el otro es molar, en esos casos el embrión san será lamentablemente consumido por el tejido anormal.

Factores de riesgo para sufrir un embarazo molar

Existen factores que incrementan el riesgo de padecer este tipo de embarazos. En USA el riesgo es de 1 en 1000 embarazos y, si cumples con alguno de los siguientes factores, el riesgo se incrementa:

  • Quienes provienen de México, el Sudeste Asiático y Filipinas presentan un mayor riesgo para los embarazos molares.
  • Las mujeres de tez blanca presentan con mayor frecuencia este tipo de embarazos que las mujeres de piel oscura.
  • Mujeres menores a 20 años y mayores de 35 tienen un mayor riesgo.
  • Mujeres que han tenido un embarazo molar antes, aunque este riesgo se incrementa solo en un 2%
  • Mujeres que han padecido de abortos espontáneos.

Los Síntomas de un Embarazo Molar

Los síntomas de un embarazo molar son similares a los de un embarazo común, sin embargo, existen ciertos síntomas que no se deben dejar pasar por alto:

Manchado o sangrado vaginal

Es una hemorragia intensa de color rojo intenso o café, es un sangrado mucho más intenso que el de implantación, puede empezar entre la semana seis y la 12 de embarazo y puede ser intermitente o continúo y en algunos casos, escaso.

Náuseas y vómitos

Son mucho más intensos y graves que en un embarazo normal.

Calambres abdominales intensos

Son comunes durante el embarazo, sin embargo, estos son más fuertes.

Sialorrea

Incremento de la salivación.

Útero grande

El útero estará más grande de lo normal para lo que se considera el inicio del embarazo. Además, la velocidad de crecimiento es excesivamente veloz.

Complicaciones

Una mujer con embarazo molar desarrollará complicaciones tempranas y raras como:

  • Enfermedad de la tiroides: Como hipertiroidismo que se caracteriza por frecuencia cardiaca rápida, nerviosismo, pérdida de peso sin explicación, intolerancia al calor, diarrea, manos temblorosas.
  • Preeclampsia temprana o presión arterial elevada.

Ante estos síntomas es conveniente ir al médico o con la comadrona para recibir asistencia.

Diagnostico

Al presentar cualquiera de los síntomas anteriores debes acudir con tu médico quien realizará pruebas de sangre y físicas para determinar si se trata, o no, de un embarazo molar.

En mujeres que no se han realizado un ultrasonido, es común el desarrollo de preclampsia a la mitad del embarazo, esto es común en adolescentes que desean ocultar el embarazo o en mujeres que no cuentan con este tipo de asistencia médica.

Exámen de sangre

El médico ordenará un examen de sangre en el que evaluaran los niveles de la hormona hCG o gonadotropina coriónica humana, en un embarazo molar los niveles de esta hormona pueden:

  • Ser más altos de lo normal: Embarazo molar completo.
  • Ser más bajos de lo normal: Embarazo molar parcial.

Ningún movimiento fetal o tono del corazón detectado

No se detecta movimiento o frecuencia cardíaca en el feto al realizar una ecografía.

Examen pélvico

Al realizar un examen pélvico el médico detectará un útero con un tamaño poco adecuado para el embarazo, este puede encontrarse o muy grande o muy pequeño para la semana en la que te encuentres. También se detectará un agrandamiento en los ovarios.

Ecografía

Se notará una estructura similar a un racimo de uvas en lugar de un feto o embrión.

Tratamiento

En los casos de embarazo molar es común presentar un aborto espontaneo y expulsarás un tejido similar a una uva.

En otros casos se requerirá de asistencia médica para realizar una eliminación por raspado, dilatación y evacuación (D&C), o mediante un aborto inducido por medicamentos.

Se suele utilizar anestesia general durante ambos procedimientos. Un 90% de las mujeres que padecen este tipo de embarazo no requieren de otros tratamientos.

Para el primer procedimiento pueden sedarte, anestesiarte o aplicar anestesia local. Para efectuar el legrado el médico introducirá un espéculo en la vagina, limpiará el cuello uterino y la vagina con solución antiséptica y dilatará el cuello con varillas de metal.

Luego introduce un tuvo hueco de plástico y aspirará el útero. Para finalizar introduce un instrumento con forma de cuchara denominado “legra” para raspar los tejidos adheridos a las paredes del útero.

Luego de la cirugía te realizarán una radiografía de tórax para comprobar que las células anómalas no se hayan expandido a otras partes del organismo. Esta situación es muy extraña, pero, si las células se extienden, normalmente se dirigen a los pulmones.

Tu médico monitorizará tus niveles de hCG una vez por semana o una vez al mes durante 6 meses para comprobar que estos disminuyen y que no quedan restos de tejido molar, luego, pedirá exámenes cada tres meses o una vez por año para controlar tu evolución.

Complicaciones

Las complicaciones de este tipo de enfermedad son dadas por tejido molar que queda luego del legrado, esto se da en el 11% de las mujeres con molas parciales y en el 29% de mujeres con molas totales.

Estas molas se tratan con quimioterapia, pero, en algunos casos (1 de 40000) el tejido se transforma en tejido maligno denominado coriocarcinoma gestacional. Si se detecta a tiempo, y no se ha extendido a otros órganos, el 100% de los casos en completamente tratable y el pronóstico es favorable.

En caso que las células se extiendan a otros órganos, entre el 80 y 90% de los casos es tratable y con pronóstico favorable.

Sea cual sea tu caso, luego de la remisión controlarán tus niveles de hCG y realizarán otros estudios durante un año.

Consejos

Si no deseas más embarazos, es mejor optar por una histerectomía en lugar de un legrado, esto disminuye el riesgo de proliferación de células anormales. En mujeres mayores de 40 años esta opción es ofrecida por el médico para evitar males mayores.

Si planeas quedar embarazada de nuevo, debes esperar un año después que tus niveles de hCG hallan regresado a sus valores normales para reducir el riesgo de padecer otro embarazo molar, esto obedece a otro punto importante, si quedas embarazada antes a tu médico le será imposible comprobar si los niveles de hCG son por células anormales o por tu embarazo.

Puedes utilizar cualquier método anticonceptivo aprobado por tu médico, menos dispositivos intrauterinos o DIU.

Salud emocional luego de un embarazo molar

A pesar de que un embarazo molar es un embarazo que no llegará a termino y donde el embrión no cuenta con vida, es una pérdida para la mujer quien ve sus sueños, esperanzas y planes de maternidad frustrados y perdidos.

Lo recomendable es buscar apoyo en la pareja y grupos de mujeres que han pasado por esto. El apoyo psicológico es también una herramienta adecuada para superar esta pérdida.